Las personas con mayor consumo de pan tienen menos sobrepeso

Durante muchos años, una de las creencias más populares era que el pan engorda y que, por lo tanto, debíamos reducir su consumo si queríamos mantener un peso saludable. Sin embargo, varios estudios científicos han demostrado que esta afirmación no es del todo cierta, y que, de hecho, lo contrario puede ser verdad: las personas que consumen más pan suelen tener menos sobrepeso.

En la mayoría de las culturas, el pan es un alimento básico en la dieta diaria, y se ha consumido durante siglos. Pero, ¿cuál es la relación entre el consumo de pan y el sobrepeso? En el momento actual el consumo de cereales, entre ellos el pan, es inferior al aconsejado. Este hecho, unido a la reducción paralela del consumo de verduras y al aumento del consumo de carnes, ha provocado un alejamiento importante de la Dieta Mediterránea, uno de los patrones dietéticos más saludables que existen. Es una de las principales conclusiones del estudio «Influencia del consumo de pan en la calidad de la dieta y hábitos alimentarios de adultos españoles». Presentado ayer por el equipo investigador del Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid.

Dieta mal calculada

La dieta de los adultos estudiados se aleja del ideal teórico, existiendo un consumo de verduras y, especialmente, de cereales, entre ellos, el pan, muy inferior al aconsejado. Esto contribuye a desequilibrar el perfil calórico y lipídico de sus dietas, que presentan un elevado aporte calórico a partir de las proteínas y grasas (especialmente saturadas), mientras que los hidratos de carbono se toman en cantidades insuficientes. Los adultos estudiados toman una media de 3,54 raciones/día de cereales y legumbres y, solo un 7,4% de ellos, cumple con la pauta recomendada de tomar al menos seis raciones al día de este grupo de alimentos (se considera 50 g como el tamaño de una ración)
El equipo nutricionista recuerda a este respecto que los cereales deben constituir la base de la alimentación, siendo el grupo de alimentos que, en el contexto de una dieta equilibrada, hay que consumir en mayor proporción.

Menos obesidad entre los que consumen pan

Las personas con un mayor consumo de pan, tienen hábitos alimentarios más correctos. Además, su ingesta de energía y nutrientes es más próxima a la recomendada y el padecimiento de sobrepeso/obesidad es menor que en las personas con un consumo de pan más bajo.

Desconocimiento

El 40,7% de la población cree que el pan engorda y el 16,2% que el pan solo aporta energía. Además, el 13,2% de los estudiados declaran que es falso y, cerca del 50% no saber, que el pan integral puede ayudar en el control de la diabetes. Además, solo el 12,9% de los adultos creen, de forma acertada, que en una dieta equilibrada los hidratos de carbono deben aportar más del 50% de la energía, siendo la opción más contestada a esta pregunta, que deben aportar entre el 20 y el 30% de la misma.

Metodología

Se ha estudiado un colectivo de 311 adultos (134 hombres y 177 mujeres), con edades comprendidas entre 18 y 50 años, procedentes de diversas poblaciones españolas, centro (Madrid), sur (Málaga) y noroeste (Pontevedra). Para conocer los hábitos de cada uno se utilizó el IAS, un índice integrado por 10 ítems, cada uno de los cuales representa diferentes aspectos de una dieta saludable, y que da lugar a una puntuación con un valor máximo de 100, que permite clasificar la calidad de la dieta en inadecuada, aceptable, buena, muy buena y excelente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *